Únete a más de 1000 escritores

¡Me apunto!

25/6/17

Cómo aumentar el vocabulario y ser mejor escritor

aumentar vocabulario, ampliar vocabulario, escribir, libro, novela, escritor, cómo mejorar mi novela

Que a escribir se aprende escribiendo, es innegable. Como todo arte, escribir exige dedicación, tiempo y esfuerzo. No todo es cuestión de talento, por mucho que nos gustaría creer a más de uno. No obstante, por muchas horas que le dediquemos a nuestra novela, a veces notamos que nuestra narración está oxidada, como si las palabras no fluyesen o fuesen escasas y repetitivas. Puede que se deba a que estés experimentando un bloqueo creativo, un mal día o a que estés muy estresado. Pero también puede deberse a una falta de vocabulario. 

Está claro que cada uno de nosotros tiene su propio estilo narrativo y que tenderemos a emplear unas palabras en vez de otras, pero cuando notemos esa sensación de sequedad en la lengua mental de nuestro cerebro es el momento de parase y enriquecer nuestro vocabulario. Hoy vamos a ver unos consejos muy sencillos que nos ayudarán a aumentar el vocabulario y que, por consecuencia, mejorarán nuestra escritura.

1. Lee, siempre

Suena obvio, pero es lo más efectivo. Cuando lees aprendes nuevas palabras, nuevas expresiones, otras formas de comunicarse con el lector. Cuando haya una escena que te emocione, párate y analízala: ¿cómo ha conseguido el escritor conectar contigo de esa manera tan única? ¿Qué palabras y expresiones ha utilizado? De esta manera no solo ampliarás vocabulario, sino recursos. Además, leer mantendrá tu mente despierta, así que si estás pasando por un momento de bloqueo o te encuentras tan abrumado por la rutina diaria que no sacas un hueco para seguir con tu novela, leer te ayudará a no perder la inspiración ni el deseo de escribir.

2. Ten a mano el diccionario

Leer es el primer paso para ampliar vocabulario, pero siempre que lo hagamos con un diccionario al lado. Si cada vez que vemos una palabra que desconocemos pasamos de largo, no aprenderemos absolutamente nada. Sé que pararse en cada página puede ser un auténtico coñ**** (yo no lo hago, y menos cuando estoy enganchada a lo que estoy leyendo), aunque sería lo más correcto; no obstante, para los vagancios como yo, existe la alternativa de subrayar las palabras con lápiz. Así, cuando acabemos de leer, podremos buscarlas con calma y ampliar nuestro vocabulario. No olvides que, si no tienes un diccionario en casa, puedes instalarte el de la RAE en el mismo móvil o consultarlo online. 

3. Crea tu propia lista.

Hazte con una libreta pequeñita que te quepa en cualquier bolsillo. De esta manera siempre podrás apuntar las palabras y expresiones que desconocías, aunque estés fuera de casa. Si eres más moderno, puedes hacerlo en el móvil. El objetivo de esto es que puedas consultar posteriormente la lista y no olvides esas nuevas adquisiciones. Así, cuando notes esa oxidación en tu narración, podrás ir a tu lista y ver si puedes emplear alguna de las anotaciones para ese momento.

4. Apps para ampliar vocabulario

Hay muchíiiiiisimas aplicaciones para escritores que son súper útiles y que nos pueden servir para organizar nuestra novela, nuestros personajes, el tiempo de escritura... Y, por supuesto, ampliar vocabulario. Mirando en PlayStore, he encontrado estas dos apps que me han parecido muy chulas: Palabros: Amplía Vocabulario y Vocabulario diario en español. La primera es un juego en el que se nos presenta una frase y se nos pregunta por el significado de una de sus palabras. Tienes un tiempo limitado y vidas que vas perdiendo cada vez que fallas. El segundo, es una app que nos presenta una definición diaria de una palabra. Puedes ir apuntando todas las palabras que no sepas en tu lista personal.

Y por último, recuerda: ¡moderación! Es genial que con estos tips vayas a aprender 200 palabras nuevas esta semana, pero modérate. Aprender nos hace felices, eso está claro, pero no vayas a tu ordenador, abras tu novela y, pletórico y lleno de júbilo, comiences a utilizar cada una de las palabras que has ido adquiriendo. Estas nuevas palabras y expresiones enriquecerán tu novela y tu estilo cuando sepas utilizarlas en el momento preciso, aunque, si quieres soltarlas del tirón, siempre puedes ir a Pasapalabra y ganarte algún que otro dinerillo...😉

🔻 ¿Os ha sido útil la entrada de esta semana? ¿Qué estrategias utilizáis vosotros para ampliar vocabulario? ¿Apuntáis las palabras desconocidas o sois vagos como yo? 🔻

📌 COMPARTE, COMENTA Y SUSCRÍBETE

5 comentarios:

  1. Hola Alicia, como siempre, seguiré tus consejos. El tema del vocabulario es muy importante. No me gusta usar palabras recargadas, porque enlentecen la lectura, pero sí, utilizar sinónimos para no repetir demasiado y para hacer más fluida la historia.
    Como siempre, tu post me ha venido genial. Muchos besos :D

    ResponderEliminar
  2. Manejar un amplio espectro de vocabulario no hace a un buen escritor ni por asomo. Se puede decir poco con infinidad de palabras y mucho con unas pocas. El anhelo de comunicación que moviliza al escritor ( o debería hacerlo ) oscila entre lo que quiere decir y cómo decirlo, lo cual se va desplegando en la escritura misma, respetando y fomentando siempre la inteligencia del lector que irá in crescendo como la conciencia del autor y su obra artística literaria. Así mismo, se puede ser una mula y, como lo que algunos críticos literarios llaman, escribir muy bien obras bien redactadas por seguir consejos como los expresados aquí, y en tantas ocasiones por otros eruditos, de emular textos porque nos han tocado más allá de lo superficial.
    En síntesis, el arte es comunicación y está en constante renovación y revolución interna, por lo que ampliar el vocabulario sólo será benéfico para nuestra obra si nos abrimos a las inagotables posibilidades de la palabra oral y escrita.
    Y para desmentir un poco tu postura, Alicia, el talento es fundamental en arte para que la obra se consagre como sublime y magna, amén de si resulta conocida o tiene difusión, y que no sea otra mierda más de las tantas que hay escritas.
    ¡Saludos Alicia! Buen post.

    ResponderEliminar
  3. Hola!

    Interesante post; ampliar el vocabulario es importante, pero me parece que para la escritura creativa puede ser un arma de doble filo. En todo caso, sí conviene usar sinónimos, pero tampoco usar una palabra distinta cada vez que se menciona lo mismo, porque eso va a hacer que el lector se pierda y se olvide de qué estábamos hablando XD

    En mi opinión, hay que apostar primero por la naturalidad y usar sinónimos y otras palabras menos comunes solo cuando el contexto lo requiera. Lo mismo para los recursos, todo tiene que subordinarse al objetivo del texto.

    Ahora, si estamos hablando de un texto académico, la cosa cambia. Ahí sí se necesita usar vocabulario específico, claro y unívoco, siempre que haya seguridad sobre lo que quiere decir, porque, si no, estaríamos haciendo un papelón XDDD

    De cualquier manera, ampliar el vocabulario nunca está de más.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, desde luego llevas razón en todo. Leer es lo que agranda y embellece la mente, en cuanto me noto idiotizada o seca, me lanzo a perderme en la lectura. No lo hago con el objetivo de la búsqueda de vocabulario, eso me aburriría como una ostra, para eso está la RAE online, pero si que abre nuevos horizontes para mejorar el texto. Y seguir tus consejos ayuda mucho. Por supuesto comparto tus entradas. Un saludo.

    ResponderEliminar

Templateism | Plantilla personalizada por Read Infinity