Planner para escritores

banner image

¡Hola!

Cómo empezar a escribir tu (primera) novela

cómo escribir una novela, cómo escribir primera novela

¡Llegó septiembre! Y con ello, ¡nuevos posts para mis escritores favoritos! Como veis, vuelvo con un diseño totalmente renovado que espero que os guste, ¡y por supuesto, con muchas ideas de contenido! He estado organizándome concienzudamente para que tengáis un poquito de mí todas las semanas y así no dejemos de aprender y de compartir información interesante durante los próximos meses.

Hoy os voy a hablar de cómo escribir un libro; aunque eso sí, no un libro cualquiera, ¡sino tu primer libro! Escribir un libro no es nada fácil, pero si ya hablamos de escribir tu primer libro... Pues ágarrate que vienen curvas. Por eso, hoy vamos a ver cinco consejos para intentar resolver la temida pregunta de cómo empezar a escribir tu primera novela, que oye, también pueden útiles para escritores más consolidados (que seguro que son tan majos que nos dejan su experiencia en los comentarios, ahí lo dejo).

1. Define el tema de tu novela

Antes de comenzar a escribir tu (primer) libro, elige un tema que te gustaría tratar, que te atraiga, te incite curiosidad o conozcas de primera mano. No es un resumen de tu historia, sino una palabra (o un par) que defina en qué se va a centrar la trama. Por ejemplo, podría ser la amistad o la valentía. Escríbelo en un papel y mantenlo siempre cerca cuando escribas, ya que de esta manera recordarás claramente qué es lo que de verdad quieres trabajar y evitarás irte por las ramas o generar las temidas incoherencias.

2. Crea una premisa

Una vez hayas escogido el tema, crea una frase corta sobre este. Por ejemplo, podría ser "la amistad entre culturas enemigas". Algo corto y simple, con el que puedas englobar toda la trama de tu historia.

3. Define a tus personajes

Es el momento de que elijas quién o quiénes narrarán la historia. Por ejemplo, en nuestra historia de "amistad entre culturas enemigas", las protagonistas podrían ser una princesa y una campesina. De momento, solo define sus características más básicas, ya que posteriormente tendrás tiempo para trabajarlas más en profundidad.

4. Planifica tu novela

Ya tienes el tema, la premisa y los personajes, ¡enhorabuena! Ahora pasamos al plan de ataque. Antes de ponerte manos a la obra, piensa sobre la estructura de tu novela. Voy a ayudarte un poquito con ella para que no te pierdas.

- Introducción: Comienza presentando a tu protagonista y al resto de personajes, sus relaciones, el contexto que les rodea y por supuesto, estableciendo hacia dónde quieres dirigir la historia. En la introducción, deberás incluir el desencadenante; es decir, el hecho o acción que inicia la trama. Por ejemplo, en el caso de "la amistad entre culturas enemigas", el desencadenante puede ser que la princesa se pierda en el bosque y la encuentre una campesina de la tribu con la que su pueblo está en guerra por unas tierras, quien, contrariamente a lo esperado, decide ayudarla.

- Nudo: En esta parte de tu historia se inicia el conflicto principal que tu protagonista tendrá que resolver de una manera u otra. Retomando nuestro ejemplo, la protagonista se hace amiga de la campesina, descubriendo que su tribu no es "tan mala" como la habían hecho creer y viendo unos valores y una cultura maravillosos en su gente. Nuestra protagonista vuelve a su poblado y tendrá que decidir si poner fin a esa guerra enfrentándose a su padre y a su gente, o ignorar lo que ha conocido para que así su pueblo tenga las tierras que necesita para cultivar y no morir de hambre.

En esta parte de la historia puedes añadir un giro argumental para sorprender al lector. Por ejemplo, que la tribu contraria asalte al padre de la protagonista por sorpresa, acabando con su vida.

- Desenlace: Por último, tendrás que resolver la historia. En esta parte de la historia tendrás que afrontar el conflicto principal y cerrar tanto la trama principal como las subtramas. En nuestra historia, la princesa tendría que decidir si mantener la amistad con la campesina y establecer un acuerdo de paz, o vengar la muerte de su padre y aniquilarlos a todos ¡tú decides cómo acaba!

Cuando tengas la estructura principal, será la hora de que crees las subtramas. Ten en cuenta que ninguna subtrama debe eclipsar a la trama principal, ya que su objetivo es únicamente enriquecer la lectura y entretener al lector.

5. La escaleta

Para acabar de organizar tu novela tendrás que distribuir las ideas. Para ello puedes emplear la técnica narrativa de la escaleta, en la que estructuras la historia por capítulos. Puedes hacer un resumen de los mismos o fijar la idea de lo que quieres trabajar. También puedes hacerlo por escenas, si te sientes más cómodo.

¡Estos han sido todos los consejos para escribir tu primera novela! Recuerda que si tu historia se va a basar en algún momento histórico necesitarás documentarte primero, así que antes de planificarla ponte a investigar. ¡Espero que os haya sido útil el post ¡No olvidéis tener paciencia, perseverancia y confianza en uno mismo a la hora de escribir, sobre todo con vuestro primer capítulo!



¿Cómo os organizáis vosotros a la hora de escribir una historia? ¿Cómo fue escribir vuestro primer libro? ¡Nos vemos en los comentarios! 
*

¿Quieres escribir una novela? ¡Ahora te resultará muy fácil con este planner! El planner para escritores incluye más de 100 fichas para ayudarte a organizar, a redactar y a terminar tu novela. ¡Con él podrás conseguir todo lo que te propongas!


Cómo empezar a escribir tu (primera) novela Cómo empezar a escribir tu (primera) novela Reviewed by Alicia C on 08 septiembre Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.